El Laboratorio de Diseño para la Justicia, con el patrocinio de la Fundación Tinker, desarrolló un proyecto de diseño de interaccíon y experiencia de usuario con el fin de entender las dinámicas relacionadas a las consultas y casos de las áreas y clínicas del Consultorio Jurídico de la Universidad de los Andes, y diseñar, a partir de los hallazgos, un concepto para la plataforma  de CJ Digital que integre nuevas funcionalidades esenciales para hacer de esta plataforma un referente a nivel nacional e internacional.

Dicha plataforma cuenta con los siguientes valores:​​​​​​​
Colaboración: apuesta por el trabajo en equipo y la colaboración entre los diferentes actores que llevan los casos y actividades de incidencia al interior del Consultorio Jurídico. La herramienta incentiva, permite y desarrolla la colaboración entre sus participantes con el fin de llegar a productos conjuntos con una alta participación de los actores.
Comunicación: entiende la comunicación entre los distintos actores, sean usuarios, estudiantes, asesores y directivos, como un elemento necesario e imprescindible para la prestación de un servicio de calidad. La herramienta conecta, unifica y facilita la comunicación al interior del Consultorio Jurídico, para sus procesos académicos y procesales.
Seguimiento: todo proceso académico requiere de un seguimiento continuo que posibilite experiencias constructivas para la formación de los actores del Consultorio Jurídico. Por un lado, los estudiantes reciben la retroalimentación debida, los asesores pueden monitorear la estrategia de cada uno de los casos, y los usuarios pueden consultar su proceso.
Búsqueda efectiva de la información: CJ Digital se constituye, además, como una biblioteca útil, simple y nutrida de las particularidades de cada uno de los casos llevados por los estudiantes, así como por información relevante y recurrente de estrategias jurídicas de fácil consulta. Para ello, clasifica y sintetiza contenidos que puedan ser empleados como mecanismo de monitoreo y de investigación continua.​​​​​​​
El 5 de noviembre de 2020 realizamos un taller virtual de co-creación con estudiantes, asesores y profesores del Consultorio Jurídico de Uniandes para pensar en nuevas funciones para la plataforma CJ Digital. Este fue el resultado del taller
Dentro de las nuevas funcionalidades se encuentran: una nueva arquitectura para el manejo de carpetas compartidas en SharePoint, el desarrollo de una línea de tiempo procesal, funciones de soporte como autoguardado, rúbricas de calificación editables, notificaciones y editor de texto, y un espacio para capacitaciones, tutoriales y preguntas frecuentes.
Representación gráfica de la arquitectura del manejo de documentos en SharePoint propuesta para la segunda fase de CJ Digital, la cual busca crear un solo caso en CJ Digital por usuario o cliente del Consultorio Jurídico, independientemente de si hace parte de una clínica, un área, o ambas.
Informe de resultados y propuesta final presentada al Consultorio Jurídico de la Universidad de los Andes y a la Fundación Tinker

Ángela María Yepes Sánchez

Le preguntamos a Ángela María Yepes Sánchez, directora del Consultorio Jurídico de la Universidad de los Andes, cómo había sido la experiencia trabajando con el Labjusticia, y esto fue lo que nos contó:

Durante el 2020 Consultorio Jurídico tuvo la fortuna de haber sido contactado por el Lab de Diseño para la Justicia; y, digo fortuna, ya que realmente el trabajo, el compromiso y la dedicación con el que analizaron y realizaron todas las actividades propuestas, fueron extraordinarios. El Lab de Diseño para la Justicia, además de cumplir con una función específica muy importante para nosotros, como lo fue el realizar un diagnóstico de la plataforma CJ Digital e identificar las oportunidades de mejora para el diseño de la segunda etapa de desarrollo de sus funcionalidades, cuenta con un equipo de personas que se destacan por su humanidad, su visión innovadora y por lograr la comprensión e implementación de estrategias y metodologías desde la interdisciplinariedad, sacando adelante cada uno de los objetivos trazados. Sin duda alguna, en este año de cambios y retos, la experiencia de trabajar con el Lab de Diseño para la Justicia fue maravillosa y a la vez enriquecedora, al haber generado un espacio de reflexión sobre la herramienta digital, para todos los que pudimos estar involucrados desde los diferentes roles. Los resultados obtenidos nos dejan muy satisfechos por la labor realizada y marcan el inicio de nuestra segunda fase, la cual, sin el apoyo del Lab, hubiéramos tenido que aplazar de manera indefinida.
Apoyados por:

You may also like

Back to Top